LOS BORRACHOS

Obra

LOS BORRACHOS

 “... Se armó un gran revuelo en el laboratorio, con carreras enloquecidas y voces a gritos. Alguien abrió la puerta y me gritó: “¡Han destruido Hiroshima!” Las víctimas se cifraban en cien mil... Vi que muchos de mis amigos corrían al teléfono para reservar mesa en el Hotel La Fonda de Santa Fe y celebrarlo”.

Otto R. Frisch



 En el año de 1942 y hasta finales de 1945, el ejército de los Estados Unidos de América improvisó una ciudad fantasma en una región semidesértica de Nuevo Méjico: Los Alamos. Lo que dicha ciudad tenía de espectacular era tanto sus pobladores como sus propósitos: cientos de los mejores matemáticos, físicos, químicos e ingenieros del mundo - de todas las nacionalidades, varios premios Nobel entre ellos - y un numerosísimo personal a su servicio, dedicados en cuerpo y alma a una sola tarea, a saber: determinar la cantidad y disposición más efectiva del material necesario y diseñar y probar los muchos y complejos dispositivos que se necesitaban para formar una unidad explosiva en la cual la reacción en cadena, disparada por un solo neutrón, se desarrollara luego a un velocidad inimaginable en aquellos oscuros días, o dicho más brevemente, hacer posible el sueño barruntado por las nuevas concepciones de la física: el sueño (que dejó de serlo para convertirse en realidad) de la fusión atómica, cuya primera utilidad fue la aniquilación casi instantánea de más de cien mil personas.

 Durante tres laboriosos años, los hombres que representaban como ningunos la inteligencia del Planeta, se dedicaron con optimismo y alegría a ese imprescindible propósito. El 16 de julio de 1945, con carácter experimental, hizo explosión en Alamogordo - una zona no muy alejada de la ciudad laboratorio de Los Alamos - la primera bomba atómica. Fue un éxito: el objetivo se había cumplido con creces. Muy poco después una bomba de similares características destruía la ciudad de Hiroshima con un saldo inicial (que luego se multiplicaría debido a los efectos de la contaminación radioactiva) de cien mil muertos. Pues bien: cuando la noticia llegó a Los Alamos aquellos eminentes científicos - que aún seguían recluídos sin mucho que hacer excepto documentar los trabajos realizados - corrieron al teléfono para reservar mesa en el Hotel La Fonda de Santa Fe y celebrarlo.

 Fue el 6 de agosto de 1945, a las ocho y cuarto de la mañana (hora japonesa), cuando se lanzó sobre Hiroshima aquella primera bomba atómica de uranio, a la que cariñosamente bautizaron con el nombre de “Little boy”. La misma noche tuvo lugar la cena de celebración en el Hotel La Fonda de Santa Fe, a unas dos horas de Los Alamos. No fue una celebración oficial sino de carácter privado. Lo que celebraron, probablemente, no fue la matanza y ni siquiera la presumible terminación de la guerra (que, de todos modos, ya estaba en sus finales tras la rendición de Alemania); lo que celebraron no fue más que el éxito profesional, el trabajo bien hecho, el sudor que da al fin su fruto, y acaso las tan esperadas vacaciones en las playas de California después de tres años de reclusión en la ciudad desierto de Los Alamos. Al día siguiente sus nombres aparecerían con letras de oro en todos los periódicos de los Estados Unidos de América.

 En “Los Borrachos” se reconstruye aquella noche donde los hombres que cambiaron el curso de la historia celebran la primera masacre atómica de nuestra era.

Autores

Representaciones

  • IV Muestra 19/11/1996 PARANINFO UNIVERSIDAD
    Compañía: CENTRO ANDALUZ DE TEATRO

    Director: ALFONSO ZURRO

    Actores:

    MARIANO PEÑA, JUANJO MACIAS, VICTORIA MORA, PACO MORALES, JESÚS OLMEDO, JULIAN TERNERO, MANUEL SALAS, MANUEL MARTÍN, JUAN FERNÁNDEZ, SEBASTIAN HARO E IDILIO CARDOSO

    Ficha Técnica:

    Reparto (por orden de intervención):
    Científico MARIANO PEÑA
    Camarero JUANJO MACIAS
    Kitty Oppenheimer (Esposa de Oppenheimer) VICTORIA MORA
    J. Gölam (Matemático puro) PACO MORALES
    Robert Bush (Matemático y físico) MARIANO PEÑA
    John Felony (Físico teórico) JESÚS OLMEDO
    Stanislaw Kistiawsky (Experto en explosivos) JULIAN TERNERO
    Arthur Baker (Físico y químico, discípulo de Oppenheimer) MANUEL SALAS
    Richard Moonley (Físico teórico) MANUEL MARTÍN
    Edward Teller (Físico teórico; posteriormente desarrollaría la Bomba de Hidrógeno, un ingenio cientos de veces más potente que la Bomba A) JUAN FERNÁNDEZ
    J. Robert Oppenheimer (Director de la ciudad laboratorio de Los Alamos) SEBASTIÁN HARO
    Y la colaboración especial de  IDILIO CARDOSO como el General Garves (Máximo responsable militar de la fabricación de la bomba)

    FICHA ARTÍSTICA
    Escenografía ESRNESTO DE CEANO
    Iluminación JUAN GÓMEZ CORNEJO
    Vestuario CREATIVO FRIDOR
    Música LUIS NAVARRO
    Peluquería y maquillaje MANOLO CORTÉS
    Ayudante de dirección PEPA GAMBOA
    Preparador físico GABI PIZARRO
    Realización Escenografía y utilería TALLERES DEL CAT, T. JESÚS DELGADO y ANGEL REGUERA
    Grabación musical ESTUDIO CAT y VICTOR FERNÁNDEZ
    Colaboración musical JOSÉ PIPIÓ IBAÑEZ (VIOLONCHELO), FRANCISCO BONILLA (CONTRABAJO), QUINTETO DE CUERDAS (2 VIOLAS, 2 VIOLONCHELOS, 1 CONTRABAJO), TALLER HISPALENSE DE MÚSICA ANTIGUA (CORO)
    Cartel e imagen gráfica MIGUEL ANGEL MARÍN
    Fotografía LUIS CASTILLA

    FICHA TÉCNICA
    Regiduría PEPA GAMBOA, JAVIER OSSORIO
    Maquinaria y Utilería ANTONIO TORRERO, ,JOSÉ ANTONIO JIMÉNEZ
    Iluminación JESÚS PERALES, MIGUEL FRANCO
    Sonido ANTONIO OVIEDO
    Sastrería ISABEL VILLAVIEJA
    Mánager en ruta ANTONIA OSORNO
    Coordinación Técnica RAMÓN GONZÁLEZ
    Ayudantes de Producción Mª JOSÉ ALVAREZ, CONCHA RUIZ
    Grabación en video TINO YAMUZA
    Comunicación y Distribución ISABEL GUTIERREZ, BELÉN MORÓN
    Administración JOSÉ PAREDES, PILAR ESTEBAN
    Jefa de Comunicación NINA PÉREZ LOMA
    Jefa de Distribución NURIA NEBOT
    Jefe de Dpto. Técnico FERNANDO BULNES
    Jefa de Producción ANA PRIETO
    Gerente SALVADOR GARCÍA

    Resumen:

    En “Los Borrachos” se reconstruye aquella noche en la que los hombres que cambiaron el curso de la historia celebran la primera masacre atómica de nuestra era.